lunes, 8 de septiembre de 2008

Mujeres camaleónicas

En esta etapa, las mujeres parecemos camaleones. Cada una con su estilo propio, sabemos cómo disfrazarnos de señoras grandes o de púberes , según cuales sean nuestras intenciones . De niña a mujer, de bicho a princesa- como Betty La Fea-, tenemos todas las posibilidades a nuestro alcance. Y eso es fabuloso. Si queremos, nos disfrazamos como mujeres infartantes... o de viejas infartadas. Si nos atamos el pelo, nos tratan de usted. Si lo soltamos, nos tratan de tú. Sabemos cómo desarreglarnos hasta quedar invisibles, y cómo embellecernos para que todos giren la cabeza para mirarnos. A los veinte, si nos pintábamos los ojos alguien nos trataba de “usted” . Ahora sucede lo contrario: si salimos al natural nos tratan de usted, y si nos pintamos los ojos nos tutean. ¡Milagros de la cosmética! Nos convertimos en monjas de clausura o en bombas sexys, según la ocasión, en un abrir y cerrar del portacosméticos. Después de andar de aquí para allá en equipo deportivo y zapatillas, el día que nos arreglamos un poco todo el mundo dice: “ ¡No te he reconocido! ¡Estás linda, te has arreglado!”, y una no sabe si tiene que dar las gracias por el piropo, o mandar a todos al diablo por menospreciar su potencial de seducción. Poder cambiar tanto de look y aspecto- y sacarse de encima diez años con un poco de brushing y un par de tacones-, es lo que le complica la vida a las de 40 que todavía no tienen pareja. Porque a una tampoco le queda claro qué tipo de pareja se merece a esta edad: ¿Será más adecuado un calvo panzón que haga juego con la cara ojerosa que tiene una por la mañana, cuando se levanta con el pelo aplastado y la espalda doblada ? ¿O en realidad se merece un fisiculturista bronceado que haga juego con el glamoroso aspecto que cobramos con un poco de maquillaje y peluquería? Tengamos al marido que tengamos al lado, a él también lo vemos padecer transformaciones misteriosas. Un día nos parece increíble que estemos conviviendo con ese espanto. Y otras veces nos parece increíble que, habiendo tantas mujeres bellas y solas, ese hombre tan atractivo y sexy siga volviendo a casa a encontrarse con el engendro que vemos en el espejo, o sea: una misma. ¡A no desesperar, muchachas! Lo bueno de todo esto es que aún estamos bien lejos de esa edad crucial donde nos puede suceder lo que le pasó a una tía que estaba esperando el colectivo. Como siempre sucede, el colectivo no paró exactamente en la parada , y toda la cola corrió a abalanzarse a la calzada para treparse a él. Mi tía corrió antes y escuchó que alguien decía : - ¡ Por favor, dejen subir primero a la abuela! Avergonzada, ella cedió el paso a la anciana que detrás suyo.Pero sólo vio jóvenes mirandola fijo. Casi se desmaya de la impresión: ¡ La “abuela” era ella! Por suerte, eso no nos pasa en esta década...todavía. EN LA FLOR DE LA VIDA "Tener una actitud desafiante ante la edad es mejor que estar desesperada, pero no significa un progreso personal”, dijo Gloria Steinem al cumplir los 50. Es que las mujeres perdemos cualquier cantidad de energías pasando gran parte de nuestros 30 años tratando de parecer chicas de 20 , y de los 40, tratando de parecer de 30. Todavía no llegó lo peor : cuando a los 50 intentemos parecer de 40. En diversas oportunidades me tocó entrevistar a mujeres exitosas y... grandes. Ninguna de ellas querría retroceder el reloj y volver al pasado, ni aunque le regalaran el viaje en la Máquina del Tiempo. Actrices, novelistas, cineastas, políticas y empresarias famosas que he entrevistado par distintos periódicos y revistas, todas ellas me confesaron sentirse mucho más a gusto consigo mismas en esta etapa que en ninguna otra etapa de la vida. Después de los 40, una ya no tiene esa inútil paciencia infinita para hacer de asistente social a un hombre inmaduro. Entonces una se libera de esa clase de relaciones destructivas que la llenan de quejas. Las mujeres maduras son las que le hacen caso a sus deseos y abandonan todo lo que las hace sentir mal.. “El tema central de las conversaciones femeninas a los 40 ya no se basa en nuestra relación con los hombres. Las mujeres empezamos a hablar de nuestros logros o frustraciones laborales. Las energías que antes se ponían en la relación de pareja a cierta edad se empiezan a enfocar en probarse una misma. Y eso es muy fortalecedor”, opinó una psicoanalista amiga. Otra psicóloga que conozco me dijo:“Antes las mujeres traían a terapia muchos temas de pareja , que era la preocupación central. Pero ahora la preocupación esencial ronda la estabilidad laboral y la capacidad de independizarse.” ¿Pero entonces había otras cosas para hacer en la vida además de esperar que un hombre nos llame? Parece que sí. Una vedette aprendió por experiencia propia que esperar que todas las alegrías vengan de una relación con un hombre es la mejor manera de malgastar la vida: “Siempre conviene poner toda la energía en una carrera antes que en ningún hombre”, cuenta .”Ahora sé que lo peor que puede hacer una mujer es perder de vista su centro y sus propios objetivos. Las mujeres que se someten se pierden a sí mismas y se enceguecen. Terminan como empleadas domésticas legales y llorando sobre las camisas que les planchan al marido. No vale la pena. No hay nada peor que una mujer frustrada.” La escritora y periodista española Rosa Montero me contó en una entrevista que le hice, que según ella, la mujer está aprendiendo a crecer en el sentido correcto: “ La mujer actual, a medida que madura, se está construyendo más persona con el centro de gravedad en sí misma. Las de mi generación somos hijas de mujeres frustradas, cuando el deber de las mujeres es ser personas enteras, no medias personas. Las madres que se aferran patológicamente a sus hijos lo hacen porque no se han construido otra cosa en la vida. La primera misión de todo ser humano es construirse lo más posible como persona con el centro en sí mismo, porque sólo a partir de allí uno puede ser buena pareja, buen amigo y buena compañera. Una de las cosas más graves que ha ido arrastrando la mujer y que afortunadamente ahora está cambiando es que siempre han vivido en el deseo del otro en vez de en el propio deseo, cosa que es una patología. A cierta edad una está más en contacto con sus propios deseos, y eso es saludable. La vida es un aprendizaje, y ellas se están dando más posibilidades de crecer, ahorrándose el resentimiento de esclavas que llevaron durante siglos.” Cada día son más las mujeres que se emocionan más si las llaman para ofrecerles un empleo que si las llama Brad Pitt para cenar en un sitio romántico. Hacernos cargo de nuestro propio destino es, actualmente, casi más sexy que recibir la mirada aprobatoria de un hombre. “Las mujeres crecen cuando desean desarrollar a pleno sus capacidades,y deciden no quedarse a la sombra del otro”, afima la psicóloga Clara Coria. “Actualmente existe una saludable tendencia a que las mujeres se valoren más y a dejar de lado el mito de que la que no está en pareja está sola. Está sola la que está mal acompañada por un varón y por sí misma. Hay que estar bien con uno mismo para estar bien con otro”, asegura la experta. Rosa Montero afirma : “ No es bello ser muy joven . Nunca estamos tan desesperados como en la adolescencia. Pero cerca de los 40 pasamos por otra crisis de desesperanza. Es cuando descubres que la muerte es tu propia muerte, no la de otros. Luego sigues analizando la realidad y vas confirmando la sospecha de que en el mundo hay tanta luz como tinieblas. O más.” Definitivamente, a mi ya no me interesa que Brad Pitt me invite a cenra con luz de velas. Primero, porque temo que tarde o temprano terminaré sonándole la nariz como hago con mis hijos. Y segundo, que la luz de velas ya no me interesa, porque prefuiero ver bien qué clase de comida me sirvieron . Las mujeres de 40 ya no dejan que les den gato por liebre. Cuando llega el camarero de un restaurante romántico, sólo a los 40 una es capaz de pedirle: - ¿ Me trae una linterna, que quiero ver si estas son las gambas que pedí? Y sólo a los 40 mandas el plato de vuelta a la cocina sin reparos si no te han traido exactamente el platillo que pediste. ¡Y también lo mandas de vuelta a casa a Brad Pitt, si no sabe comportarse en la mesa y si de una vez por todas no se suena su propia nariz!

1 comentario:

Dr Benson Felix dijo...

Estimado Solicitante,

Te invitamos a la compañía de préstamo de día de pago Plc, donde todas las necesidades financieras se ponen a Satisfaction.Are Está buscando un préstamo para poner en marcha un negocio o si usted tiene un préstamo para pagar sus cuentas aquí es una oportunidad para que usted consiga un nuevo préstamo.

Póngase en contacto con nosotros a través de accesspennyfn@gmail.com para más información

Espero con interés las respuestas debido a

Dr. Benson
compañías de financiamiento de préstamos
CEO / MD